biensaberlo

Siempre es bueno saber algo más antes de que acabe el día

Nicholas Winton, el héroe anónimo

Deja un comentario

Nicholas-Winton-salvo-a-669-ninos-judios-del-holocausto-nazi-nicholaswinton.eu_Nicholas Winton es uno de esos héroes anónimos por voluntad propia, hasta que se ha descubierto su historia. Una persona que en su momento tomó la decisión de hacer lo que creía correcto, aunque su vida corriera peligro.

 N. Winton, agente de bolsa en la década de 1930, disfrutaba de los privilegios que el nivel adquisitivo de su trabajo le otorgaba, hecho por el cual realizaba numerosos viajes al continente europeo. En uno de esos viajes, sus vacaciones sufrieron un significativo cambio. Una llamada de su amigo Martin Blake le pedía que dejara todo aquello que estuviera haciendo para ir a Praga, de la por entonces Checoslovaquia. M. Blake necesitaba la ayuda de N. Winton para poder poner en marcha su plan: sacar del país a centenares de niños judíos de un asentamiento cercano a la ciudad ante la inminente ocupación nazi del país.

 Desde una improvisada oficina en la habitación del hotel Sroubek, contactó con embajadas para asegurar un gran número de familias de acogida. La organización Refugee Children’s Movement le suministró infraestructuras y sirvió de enlace entre Winton y Gran Bretaña.

 Pero, ¿Por qué sólo ayudo a niños? Es obvio que N. Winton habría ayudado también a familias enteras. Sin embargo, el Primer Ministro británico de aquel momento, Neville Chamberlain, puso como condición que todos los refugiados fueran menores de 17 años.

 Organizó convoyes con niños destino al muelle de Hoek Van Holland, desde donde viajaba en ferry hasta Gran Bretaña y finalmente a Londres para ser entregados a las familias de acogida.

 Consiguió de este modo salvar a 669 niños. Que podrían haber sido más si el último convoy, con unos 250 niños, hubiese conseguido salir de Polonia el día que los alemanes invadieron este país. El destino de esos últimos niños, trágico. Fueron destinado a campos de concentración nazis, compartiendo el triste destino de millones de personas.

Esta historia se guardó en silencio durante 50 años, hasta que su mujer encontró en su vivienda un maletín con numerosa documentación de todos aquellos niños que su marido había salvado. Hoy en día el nombre de Nicholas Winton, de 104 años, suena como candidato a Premio Nobel de la Paz. Una gran historia, digna para recordar y de la que muchos deberíamos tomar ejemplo. Si quieres ver el reencuentro de Nicholas con algunos de aquellos niños, te recomiendo ver este emotivo vídeo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s